En la vieja florería.

Hoy no vengo a contarles ninguna historia de amor, no vengo a analizar la mente de nadie, no vengo a tratar de enamorar a nadie. Hoy simplemente vengo a contarles una historia de parranda, una de esas historias que quedan por muchos años en la mente tuya y de tus amigos.

Una historia Legend, wait for it….

El título del post, simple, no hay que darle muchas vueltas, si alguna vez viste Los Simpsons te acordas de Homero diciendo: “Si yo también estaba en la florería, embriagándome en la vieja florería” (El video acá). Y si nunca viste Los Simpsons te ordeno que dejes de leer esto, que vayas a la punta del faro choto ese que construyeron y te tires un clavadito derecho contra el pavimento.

Antes de comenzar a contar lo que sucedió el sábado 3 de marzo de 2012 (culiado no puede ser que ya estemos en marzo, se pasó volando el verano) tengo que remontarme varias semanas antes.

Mi pisciano cumpleaños es el 27 de febrero, a principios de ese mes comencé a pensar en como festejarlo. La idea que sonó más fuerte era organizar una fiesta, pero no cualquiera, una que solo pudiera ser creada por mi loca mente mentira, a cualquiera se le hubiera ocurrido que incluía embudos, ositos de vodka, el Shuga Drinking Game, disfraces, piñatas, pistolas de agua con alcohol, ajedrez de shots, etc. (algún día lo voy a hacer). Pero como vivo en un departamento bastante chico era más que obvio que tenía que conseguir un lugar para hacer todo eso, no daba para hacerlo en la casa de algún amigo por cuestiones de que se iba a romper algo seguro, y no daba para alquilar un salón o algo así porque sale banda de guita y siempre corres el riesgo de que no vaya mucha gente y sería todo al pedo.

Entonces terminé quedándome con la opción más segura y fácil, hacer una previa y salir a algún espacio bailable. Aclarado esto, puedo comenzar a contar  la historia.

Era sábado al medio día, me desperté, la noche anterior había estado solo una hora y media en Nueva Córdoba porque el destino así lo planteó (?). El primero en llegar a mi casa fue mi joven padawan, mi alumno de la vida: Yeicob, el cual me planteó una competencia de Toc Toc’s, muy valiente de su parte, sabiendo lo bestia que soy y que vengo invicto en ese tipo de desafíos. Esta más que claro que mi respuesta fue:

Con el desafío planteado llegaron otros dos amigos más y partimos en el auto, buscamos a otro, y arribamos a la casa en donde íbamos a cenar y a hacer la previa. Fuimos al super y compramos las cosas, para comer, panchos, para tomar, 7 cervezas, un vodka y un fernet, a eso le sumamos un New Age que teníamos y un champagne. No era mucho, teniendo en cuenta que eramos como 16/17 personas, y no todos tomaban de todo (a mi no me gusta el fernet por ejemplo).

Cenamos bien, y comenzamos la previa, unos con fernet, otros con cerveza, otros con New Age, y otros con champagne, estabamos esperando que bajara la comida para el evento más importante de la noche, la competencia la cual er…

AH! NO LES DIJE!!! Esa noche se salía de traje, en honor a Barney Stinson

Retomando con el tema, eran aproximadamente las 23hrs, y el momento había llegado, fui a la habitación y me coloqué mi traje, me sentía poderoso como nunca, no se porque, pero estar de traje para las jodas en lo mejor que te puede pasar en la vida. Comenzaron los preparativos, mucha ansiedad, 3 cámaras de fotos, una filmaba, dos sacaban fotos, 2 participantes, 2 coachs, 2 masajistas por bando y un árbitro (posta). Se fijaron las reglas, se establecieron las pautas, y comenzó una competición de proporciones bíblicas….

Se sirven 3 vasos por lado, un plato con sal en el medio, y jugo de limón (el kilo de limones estaba a 18 mangos, no daba para comprarlo). Comienza a sonar The Final Countdown para darle emoción y adrenalina a la cosa, cuando el cantante dijera “It’s the final countdown” comenzaríamos a tomar. Y así fue, de ahora en más todo lo que voy a contar es verdad, hay testigos.

Comencé, arranqué tomándome los tres primeros vasos sin  sal ni limón, y sin parpadear, mirando fijo a mi rival. Hay le saqué una diferencia de 3 a 1, irremontable. Aproximadamente cuando iba yo por el 10 y él por el 8, mi rival hizo el primer gesto de debilidad, mientras yo apenas demostraba expresiones en mi cuerpo para mantener la concentración. Cuando llegué al vaso número 14 sentí por primera vez alguna incomodidad y me di cuenta que si él no frenaba dentro de 10 vasos más, iba a tener que rendirme. Por otro lado, estaba la presión por parte del arbitro que nos daba un lapso de 10 segundos para tomar y que ademas comenzó a preocuparnos a todos porque el vodka, de litro, se estaba acabando, DE LITRO.

Allí fue, cuando yo iba 17 y el 15, que mi rival levantó sus manos con un gesto de “no doy más” y se dio por vencido, mientras tanto, yo tomaba el último trago únicamente para ampliar la ventaja. 18 a 15 fue el marcador final, el vodka se acabó completamente (increíble), y mantuve mi invicto en el deporte. Épico, tremendo, el regateo, la técnica, de traje, sin una mancha, la cara de anonadados de los que miraban, los aplausos y gritos que bajaban de las gradas, me levanté de mi silla y disfrute del olimpo.

Con el traje en mi cuerpo, y la victoria sobre los hombros, fui hasta el baño, y cuando volví, dije una frase de la que jamás me olvidaré:

“Yo puedo estar ebrio, pero hay un pantalón quemándose en la parrilla”

Y así lo era, había literalmente un jean prendido fuego sobre la parrilla:

¿La explicación? El jean estaba destruido y tenía cientos de buenos recuerdos de uno de los chicos, por ende, merecía un funeral digno.

Una vez limpiadas las cenizas y que el resto se haya terminado de vestir, partimos para el boliche

*escena desaparecida*

Estando adentro del boliche, yo con mi pulsera de 2×1 por ser el cumpleañero, sucedieron una serie de eventos que desencadenaron en que nos echaran de ahí, de forma totalmente injusta (enserio, no hicimos nada malo). Yo fui el primero en salir y me alejé un poco de la puerta para mandarle un mensaje al rrpp puteandolo por la atención de mierda que nos dieron en el boliche. En ese momento viene una amiga y me dice: “agarralo a Nico que esta descontrolado“, cuando voy, estaba mi amigo discutiendo con los patovicas y escucho la frase: “Los vamos a denunciar, somos del tercer sector, sabemos lo que hacemos“. En ese momento me di cuenta la diplomacia que estábamos teniendo todos para protestar, les pedíamos el nombre de la empresa de seguridad para iniciar acciones legales, les decíamos que trabajábamos para el tercer sector, preguntábamos cargos de los oficiales para saber quienes eran los responsables. Tal vez por eso, fue que no llamaron a los patrulleros.

*escena desaparecida*

Fuimos al Mc Donal’s de la Nuñez.

*escena desaparecida*

Fuimos a comer un choripan.

*escena desaparecida*

Terminamos en un bar, tranquilos, disfrutando de una noche perfecta, el clima acompañaba como pocas veces lo hizo. Aproximadamente tipo 6am emprendimos la vuelta a la misma casa donde habíamos hecho la previa, tres amigos y yo nos quedamos a dormir ahí. Llegamos a las 6 y nos dormimos a las nueve, nos pasamos tres horas teniendo charlas de ebrios, esas charlas honestas que salen del corazón, y que no deben ser escuchadas por otra gente.

A las 14 nos levantamos, comimos asado, y fuimos a una reunión que teníamos, yo no tenía otra ropa, así que fui a la reunión vestido de traje, con ojotas y con lentes (evita dolores de cabeza),  la envidia de todo hipster existente en la tierra.

…DARY.

Y eso fue lo que pasó esa noche, no se si les pareció interesante o no, pero para mí, debía ser escrito en un blog, subido a internet, y quedar inmortalizado para siempre.

Ahora para cerrar, como siempre, una letra de alguna canción de por ahí. She’s a rainbow –  The Rolling Stones:

Have you seen her dressed in blue?
See the sky in front of you
And her face is like a sail
Speck of white so fair and pale
Have you seen a lady fairer?

She comes in colors ev’rywhere;
She combs her hair
She’s like a rainbow
Coming, colors in the air
Oh, everywhere
She comes in colors

Have you seen her all in gold?
Like a queen in days of old
She shoots her colors all around
Like a sunset going down
Have you seen a lady fairer?

Nico Shuga

P.D.: Si no te gustó, te aviso que te robe varios minutos de tu vida, forr@.

P.D.1: No se con quien estoy hablando.

P.D.2: Lo que hice en la competencia es Record Mundial, les pregunté a los de los Records Guiness. Acá esta el mail: Mail

8 comentarios en “En la vieja florería.

  1. Yo fui parte de parte de esa noche, capaz que no te acordas de mi, pero te salude y todo! jajaja

    Me gusta la forma de escribir que tenes 🙂 . Con Mati te leemos siempre!

  2. jajaja los echaron culiado que habran hechoo. muy bueno el post me alegro de que lo hayas pasado barbaro gold (excelente la actuacion de yeicob a pesar de todo)

  3. Mooooy buueeenaaaaa noche, la pase re bien. Gracias por la mención en el post, un gran honor se parte de el. Ya vamos a seguir haciendo historia e inmortalizarla en la red, jaja mira que se viene “El joven manos de botellas” y suena prometedorrrrrr

  4. Estoy en Aeroparque…y no lo digo por cheto…si no porque la gente cheta me ve riendo como un tarado y se aleja de mi jajajajaja

    Increible…lo inmutado que estaba el tipo…tomando uno tras otro!

    Con tequila me animo a competir…mas alla de que pierda…seria como jugar un 21 con Jordan.

    Gracias por relatar lo que me perdi! Una masa, como siempre! Cuanto falta para el miercoles que viene???

Acá comentas si te pinta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s