You call the shots

Risas cortas. Abrazos tibios. Dudas. Un ida y vuelta.
24 fotogramas por segundo en un carrusel de la mente a las 3 de la madrugada. Estar perdiendo contra la memoria, uniendo nodos inexistentes, creando puentes erróneos, viajando por rutas incorrectas.

Relojes que corren maratones, que se esfuman en las manos durante los encuentros, que se frenan al besar. Escalando en el deseo sin cima, un viaje sin final, ni retorno. Destruidos ante la posibilidad de obtener ese pasaje.

No queriendo estar en esta posición, en el medio, queriendo saber. Arrastrándote, y yo siendo dominado. Letras girando alrededor del cuerpo, formando palabras vacías, oraciones incoherentes, párrafos que no dicen la verdad. No te puedo entender, al sacudirte para que caiga la verdad, cae más confusión.

Se puede probar para ver, pero las tonterías se mezclan como profesionales, sabiendo lo que hacen. Hipnotizados por la ceguera, intentamos movimientos fuera de lugar. No queda otra que seguir sacudiéndote hasta que, aunque sea tarde, tratar de ver caer la verdad. Cachetes ruborizados, piel erizada, sombras blandas transparentadas.

Medias hasta las rodillas, invitando a emprender el viaje. Llamando luego de tomar unos tragos, esperando que se vayan todos, para que me des el último disparo antes de partir.

Acá comentas si te pinta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s