Eterno resplandor de una mente con recuerdos


 

Bueno, la idea de esa foto es romper el hielo para comenzar el post. Si ya se, no digan nada, soy un pelotudo.

 

Ahora si comienzo. No, no me equivoqué en el título. Obviamente está inspirado en la película Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Eterno resplandor de una mente sin recuerdos), pero le cambié el “sin” por el “con” a propósito. Esto se debe a que hoy voy a estar hablando de algo que involucra muchos recuerdos, bah, o puede involucrar uno nomas, pero que se hace presente siempre.

Retomando con mi actividad de hablar sobre las relaciones humanas y analizarlas a estas con cuidadosos métodos científicos (?) , hoy voy a tocar otro tema para nada polémico y que seguramente no me de mucho contenido  para escribir ¯\_(ツ)_/¯. Igual, esto les sucede tanto a hombres como a mujeres, y estoy seguro de que a todos nos pasó alguna vez, así que de alguna u otra forma se pueden sentir identificados.

A veces, en algún momento cualquiera de la vida, siento que estoy dentro de una película, que en algún lado están escondidas las cámaras, los micrófonos, y que todo lo que pasa está planeado, y hasta editado con efectos especiales a tiempo real (antes de pensar que estoy drogado sigan leyendo que ahí explico). Probablemente esto no sea más que un pensamiento aleatorio, pero de todas formas siempre me pasa, haciendo referencia a eso que dije de los efectos especiales a tiempo real, que veo gente que no está ahí.

No es que veo gente cualquiera. No. Cuando a uno le gusta alguien, suele ver a esa persona en muchos lugares. Vas a un boliche, caminando por la calle, comprando en un kiosco, y ves que una mina cualquiera tiene el peinado parecido al de la chica que te gusta y flasheás que es ella (situación aplicable también a mujeres, homosexuales, etc. (?)). No entiendo cómo, pero la imaginación nos engaña de una manera tan perfecta, que parece que estuviéramos en el set de una película, porque también, pasa tremendamente seguido eso, aunque la mina que pasó sea nada que ver a la que creíste ver.

Creo que es algo que hacemos nosotros mismos, sin darnos cuenta, porque probablemente estemos deseando encontrarnos con esa persona. Esto también hace referencia a esas situaciones hipotéticas que creamos en nuestras mentes a la noche cuando estamos con insomnio. Por ejemplo:

Uno se acuesta para dormir y de forma instantánea comienza a trabajar la mente. Y te ponés a pensar que pasaría si te la encontrás en el patio de comida del shoping al que tenés que ir a hacer tiempo al otro día. Y te imaginás que ella te ve, te saluda, y justo, por obra del destino, también tiene que hacer tiempo ahí. Comen juntos, tienen las mejores charlas de la historia, se declaran mutuamente el amor, y quedan en juntarse a la noche a tomar algo. Van a tomar algo, al rato se besan apasionadamente, y a las semanas ya en Facebook están cambiando la situación sentimental.

Es OBVIO que no va a pasar algo así. En la vida real no suceden esas cosas casi nunca. Pero se ve que uno al haber sido criado con películas románticas y canciones que aseguran la felicidad, nunca deja de perder la esperanza, y aunque la haya perdido, el subconsciente trabaja solo, generando esas historias a la noche, y generando en la vida real, similitudes que no existen para que se puedan alimentar las esperanzas de esas situaciones hipotéticas.

Es como estar persiguiendo a alguien para que a pesar que haberla, en teoría, olvidado, no se vaya. Mejor dicho, es como si un recuerdo estuviera persiguiendo a otro recuerdo, para evitar olvidarlo.

Para variar no estoy seguro de cómo cerrar este post, así que va a ser un cierre abrupto (?).

A veces creo que nos vendría bien el borrador de memorias que usan en Eternal Sunshine of the Spotless Mind, siempre hay alguien que se apodera de nuestras cabezas, y tal vez sea lo mejor para uno olvidar. Aunque también, si luchamos por olvidar y no podemos, por algo será.

 

Blessed are the forgetful: for they get the better even of their blunders

Para terminar, No Surprises de Radiohead:

Un corazón lleno como un vaciadero de basura,
un trabajo que mata lentamente,
contusiones que no se curan.
Te ves tan cansado e infeliz,
derroquemos al gobierno,
ellos no, no hablan por nosotros.
Elijo una vida tranquila,
un apretón de manos de monóxido de carbono.

Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Silencioso silencio.

Este es mi último exabrupto,
mi último dolor de estómago.

Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas, por favor.

Qué linda casa,
y qué lindo jardín.

Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas, por favor.

Nico Shuga

 

 

P.D.: Si no te gustó, te aviso que te robe varios minutos de tu vida, forr@.

P.D.1: No se con quien estoy hablando.

Le fabuleux destin d’la timidez


Hace bastante que no escribo para este blog, hace casi un mes fue mi último post, y no sentía inspiración para hacer uno nuevo. Estaba hecho un pelotudo. Traté de conseguir esa inspiración caminando, escuchando música, yendo a un bar a pensar solo; en fin, hice varias cosas hasta que sobre el final de la semana pasada lo conseguí: películas.

Durante estas dos semanas de vacaciones miré bastante películas, que me dieron una inspiración a medias, porque lo único que se me ocurría escribir, era sobre el amor, pero al estilo de palabras lindas, como las que aparecen en mis posts basados en canciones. Hasta que el jueves vi Le fabuleux destin d’Amélie Poulain, mejor conocida simplemente como Amélie.

 

 

 

Yo estaba con ganas de volver a los inicios de mi blog (?) y escribir más con ese estilo, tratando de analizar las relaciones humanas, principalmente, entre el hombre y la mujer. Desde el como un pibe bueno se cansa de esperar a la mina de sus sueños mientras esta persigue a un douchebag, hasta cómo funciona la mente de la mujer, inentendida por el hombre. Si les pinta leer mi análisis sobre eso seguro que no pueden ir a mis primeros posts.

Volviendo a Amélie, me sirvió mucho de inspiración para encontrar un tema para hablar ahora, un tema que nos afecta o afectó a todos en algún momento: La Timidez. En la película, este factor es super importante, ella es bastante tímida y solitaria, desde chiquita, y en un momento de la película, se encuentra con un tipo, que también fue así, y muestra como en desde sus infancias fueron tal para cual. Ella se enamora, y es demasiado tímida como para decirle, por ende hace todo un plan maestro para encontrarse con él, que también se enamora, y al final del plan maestro, que no implicaba ninguna palabra, cuando él la encuentra, le vuelve la timidez y decide negar que era ella. No voy a seguir contando porque me voy a ir a la mierda y aparte les voy a arruinar el final a los que no la vieron (por cierto, vean esa película que es ULTRA GENIAL, posta, la recomiendo, aunque suene mega maricón lloré todo el final).

 

Ahora si, ya presentado el tema, comienzo a hablar (?).

 

(Antes que nada aclaro que yo hablo desde la postura del hombre, por el hecho de que soy hombre, y como no entiendo a las mujeres no se qué pensarán ella al respecto)

En las relaciones entre el hombre y la mujer, juegan miles de factores, pero hay uno, que está en el top ten de los más importantes. Cuando uno es tímido/a se complica mucho. Pero no hablo de timidez a lo Raj de The Big Bang Theory, no hablo de parase frente a una mina y quedarse mudo, o de comenzar a decir palabras random sin sentido. Hablo de que cuando estas ya con la conversación entablada, y va todo muy bien, te falta ese último push que te abra el camino para que logres lo que quieras lograr.

Pero guarda, no me refiero a chamuyase una mina cualquiera de un boliche, que no te importa si la vas a ver de nuevo, o que no te importa si la cagás abusamente con ella. Me refiero a esa mina que te vuelve loco, que te pone de rodillas cada vez que la ves, que te deja imaginando situaciones hipotéticas de noche mientras no podés dormir. Esa mina, es la que te da la timidez.

¿Por qué carajo uno se pone tímido ahí? por el simple echo de que podés arruinar toda la buena relación que hay, toda la charla copada que venías teniendo, todo el futuro que seguro te imaginaste alguna vez. Es obvio que tenés muchísimo que ganar intentándolo, osea, podés ganar a la mina que amás, pero el peso de lo que podés perder, que es menos, es mucho más potente porque no soportarías no verla, o estar peleado.

Seguro que después de que la despedís te querés agarrar las pelotas con la puerta del auto, porque al final no hiciste nada más, que avanzar un casillero más hacia la friendzone. Tranquilo, tus pelotas no tiene por qué sufrir, es normal. Y seguro que a la mina también le da algo de timidez, pero la sociedad como mierda que es pone toda la responsabilidad de encarar y de dar el primer paso al hombre, y si la mina lo hace, es una puta. Entonces, nosotros somos los que tenemos que meter primera, entonces, si sos tímido, estas hasta las bolas.

El tema más importante acá, es cómo superar eso. Personalmente, siendo un cagón, no tengo la respuesta para eso, y si la tengo, es una errada; pero creo que se la teoría, que dice que capas alguna vez, si se junta el valor y se va la timidez, uno tiene que invitarla a tomar algo a algún lado, y si dice que si, genial, de a poco vas creando la oportunidad para estar con ella y decirle las cosas como son. Si te dice que no, genial también, te da la posibilidad de seguir adelante, aunque seguramente cueste un poco al principio, es mejor que estar con esa constante incertidumbre.

Creo que todavía sigo un poco corto de inspiración, no se si es buen post este, pero bueno, ya no se me ocurre que más poner y no quiero seguir enviciando el tema porque no voy a llegar a nada y me voy a poner a repetir pelotudeces, así que hasta acá llegó.

 

Para cerrar con esto, como siempre lo hago, pongo una canción. Hoy elijo  Piledriver Waltz de Arcitcs Monkeys, genial canción, que a su vez es soundtrack de la película Submarine (ultra recomendable).

 

Memoricé la cara de un cronómetro
En la parte de atrás de una gota de lluvia
Y le di la vuelta a un reloj de arena
Escuché un final infeliz
Casi que suena como que te vas
Esuché el vals del martillo
Me despertó esta mañana

Parece que hubieras desayunado en el hotel de los corazones rotos
Dentro de una cabina al lado de los
Panfletos y la literatura sobre como perder
Tu camarera era desgraciada y tu comida penosa
Si vas a intentar andar sobre el agua
Asegúrate de que llevas el calzado cómodo

Los misterios iluminados en ambar se ponen verdes cuando contestas
Pero el rojo en el resto del cuestionario nunca cambia
Escuché las noticias de que
Estás intentando lanzarme en un cañón
Esuché el vals del martillo
Me despertó esta mañana

Parece que hubieras desayunado en el hotel de los corazones rotos
Dentro de una cabina al lado de los
Panfletos y la documentación sobre como perder
Tu camarera era desgraciada y tu comida penosa
Si vas a intentar andar sobre el agua
Asegúrate de que llevas el calzado cómodo

Oh, piledriver

 

(escena justamente de la película Submarine)

Nico Shuga

P.D.: Si no te gustó, te aviso que te robe varios minutos de tu vida, forr@.

P.D.1: No se con quien estoy hablando.

My Modern Family


**Antes de comenzar: Probablemente, si sos un “frecuente” lector de mi blog esto no te vaya a interesar a menos que seas de mi familia.

 
Un 8 de julio, pasadas las 23 horas, mientras estoy en el colectivo de regreso a Córdoba desde Tucumán.

Justo en este momento tengo muchas emociones encontradas, pero la más fuerte, la que predomina es la tristeza. Nunca en mi vida (creo) había estado tan triste de dejar un lugar, o a un grupo de personas. Es más, esto los escribo con alguna que otra lágrima en los ojos.

Viernes, sábado, domingo, tres días que se pasaron volando, pero que se sintieron como una eternidad.

Pocas veces, capaz nunca, un viaje me había dejado tan feliz, tal vez por el momento en el que fue, tal vez por el lugar, tal vez por la gente. No se por qué digo “tal vez”, cuando en realidad si sé que fue lo que hizo tan especial este viaje, la gente; esa querida, loca, y bizarra gente, esa que es mi familia.

Desde tener tías 3 años más chicas que yo, hasta primos que se casan con primos; desde la ebriedad y promiscuidad, hasta el amor incondicional; desde las peleas, hasta los chistes y abrazos eternos; en mi familia hay de todo.

Pasaron tantas cosas que no tengo palabras para describir nada. Probablemente este post sea bastante corto, justamente por eso.

(todavía sigo entre lágrimas) 

La familia no es solamente esa que viene del mismo árbol genealógico. La familia es esa que ves una vez cada 4 años, y te da el mismo amor como si la vieras semanalmente. La familia, mi familia, es esa que siempre me saca una de las mejores sonrisas, la que me deja una de las mejores nostalgias, la que me roba las mejores lágrimas.

Creo que me di cuenta de lo mucho que los quiero. Claro que yo siempre fui bastante frío y duro para mostrar las emociones en la vida real (creo que por eso tengo un blog) así que si no se notó lo mucho que los quiero estando allá, espero que algún día lean esto.

Cómo olvidarme de decenas de personas haciendo todo lo posible para que me pudiera quedar un día más. Cómo olvidarme de esos ebrios que quisieron entrar a la cabaña por el balcón y arrancaron la puerta del mismo. Cómo olvidarme de lo bien que la pasé a la noche con mis primos (o tíos, ya no se qué es cada uno). Cómo olvidarme de cada segundo del viaje, cómo agradecer todo eso.

Repito, no me salen las palabras ahora, así que voy a ir terminando.

Simplemente decirles gracias. Gracias por las alegrías indescriptibles que me dieron, gracias por ser así, gracias, por ser mi familia.

 

“DALE”

 

Good Riddance (Time Of Your Life) – Green Day

Otro punto decisivo, una bifurcacion clavada en el camino
El tiempo te agarra por la muñeca te dirige adonde ir
Asi que haz lo mejor de esta prueba y no preguntes porque
No es una pregunta sino una leccion aprendida con el tiempo.

Es algo impredecible
Pero al final es verdad
Espero que hayas tenido tiempo para tu vida.

Asi que toma las fotografias y mantenlas enmarcadas en tu mente
Cuelgalas en un estante en buena salud y buen tiempo
Tatuajes de recurdos y piel muerta en prueba
Por cuanto es digno, ha sido digno todo el tiempo.

Es algo impredecible
Pero al final es verdad
Espero que hayas tenido tiempo para tu vida.

Es algo impredecible
Pero al final es verdad
Espero que hayas tenido tiempo para tu vida.

Es algo impredecible
Pero al final es verdad
Espero que hayas tenido tiempo para tu vida.

 

 

Fuck the world


Primero que nada, quiero decirles que ya recuperé mi efervescencia, con una noche muy épica. Pero en otra semana voy a hablar de eso.

Bueno, ahora siento que tengo que filosofar un poco sobre la vida, y aunque parezca pelotudo, es algo que todos debemos hacer alguna vez.

No me vengo a hacer el motivador furioso, ni el levantador de ánimos, ni el ejemplo a seguir; aclaro. Muchas veces dejamos pasar oportunidades, yo almenos, creo, que soy de esas personas que les gusta arriesgarse, cambiar día a día, y justamente, aprovechar las oportunidades. ¿Por qué? Porque nunca sabes cuando podes salir a la calle y que te cague pisando un bondi, o cuando te vas a morir por clavarte 42 pajas seguidas, o cuando podés caer en coma alcohólico por hacer una competencia de tomar.

“Es fácil decirlo, lo más duro es hacerlo” siempre se dice. Hablando desde mi experiencia sobre tomar oportunidades y hacer cambios, ¿Me fue difícil dejar Ciencias económicas? No, ¿Me fue difícil decidir dejar el basquet? No. ¿Por qué? porque cuando sentís que algo te sale de lo más profundo del corazón, del cerebro, o de las pelotas, probablemente estés 100% seguro de que sea la oportunidad o la decisión correcta para vos, probablemente, a los que te rodeen, no les agrade mucho, y probablemente, no lo hagas por temor al “qué dirán” o al “qué irá a pasar”.

Para explicarme mejor pongo un ejemplo: las personas con más miedo a vivir que conozco, son mis viejos. No soportan cambios, no aguantan los riesgos. Viven en el molde. Hace unos meses, me gané en un concurso un viaje con entrada incluida para el show épico de Roger Waters en River. No me dejaron ir. Por miedo, porque no tenía un acompañanate, porque podían pasar miles de cosas malas hasta que entrara al estadio. Bueno, LA CONCHA DE TU MADRE ALL BOYS NO ME OLVIDO MÁS. ¿Qué pasa si Roger Waters deja de hacer shows o no vuelve a nuestro país? Meto la chota entera en esas cosas para hacer carne molida. 

Esas son oportunidades que no se pueden desperdiciar, porque seguro te vas a arrepentir toda tu vida. Uno nunca sabe que puede pasar.

No suelo ser palabra de referencia en nada, creo, pero en esto, seguro si lo soy. Aunque no suene lindo, y tal vez fuerte, cuando uno le vio la cara de cerca a la muerte, tiene otra perspectiva de la vida. Nunca sabés que puede pasar. Besá despacio, bailá bajo la lluvia, abrazá mucho, abrazá fuerte, hacé alguna locura, mandate muchas cagadas, disfrutá del amanecer, confía en tus amigos, amá, amá mucho y sin razón aparente, escupí desde un punte a los autos, enfiestate, divertite, perdoná, no pidas permiso, cagate en el qué dirán, no te preguntes quá hubiera pasado, etc, etc,

No vengo a cambiarle la vida a nadie, solo aconsejo, más allá de que sea una mierda o no lo que digo, si tenés un penal, patealo vos, porque si lo hace otro y lo erra, te vas a preguntar “¿Qué hubiera pasado si….?” y no hay peor sensación que esa.

Morí alegre a los 27 y no triste a los 80. Fuck el qué dirán. Fuck el qué pasará. Fuck todo. Fuck el mundo.

Tuve la oportunidad de hacer muchas cosas en mi vida por suerte, cosas no comunes, como también cosas comunes (que mierda lo que estoy diciendo), cosas que en el momento parecían raras, cosas de las que no me arrepiento.  Pero tampoco está bueno conformarse, por eso tengo una lista que cumplir, una lista que seguramente nunca se va a terminar en cuanto a la cantidad de items, que siempre va a ser actualizada, y siempre va a ser renovada.

No se me ocurrió un mejor lugar que poner dicha lista que en mi blog, así que ahí va:

  • Vivir en New York
  • Conocer Inglaterra
  • Conocer California
  • Hacer un viaje espiritual a la India
  • Ver un partido de la NBA
  • Ver un partido de la NFL
  • Viajar sin rumbo
  • Hacerme al menos un tatuaje
  • Tener una relación de una noche con una desconocida
  • Escribir un libro
  • Tener al menos un hijo
  • Sacrificar algo importante por amor
  • Tirarme en paracaídas
  • Nadar con tiburones
  • Aprender a tocar bien la guitarra
  • Aprender chino
  • Practicar yoga
  • Viajar a Japón
  • Viajar a China
  • Tener sexo con una famosa
  • Salir con una modelo
  • Pilotear un avión
  • Probar drogas
  • Comprar un cartel publicitario para poner lo que se me cante
  • Firmar un autógrafo
  • Estar con la mujer que amo
  • Llenar una pileta con gelatina
  • Tocar en una banda
  • Robar algo
  • Hacer un cuadro
  • Ir preso
  • Casarme en Las Vegas
  • Ayudar en un parto
  • Estar en una joda como Proyecto X o American Pie
  • Al morir decir “el tesoro está en …”
  • (la lista sigue completándose acá: Cosas que hacer antes de morir)

Fin.

Bueno, cierro esto con Let There Be Love de Oasis porque me pintó:

¿Quién abrió un agujero en el cielo
para que el Paraiso pudiera llorar sobre mi?
¿Quién le robó el alma al sol
en un mundo totalmente destruido?
deja que haya amor

Espero que el clima esté calmo
cuando navegues por tu río divino
suspendidas claramente en el cielo
están las palabras que cantamos en nuestros sueños
deja que haya amor

Vamos, querida niña
refriega tus cansados ojos, el mundo está esperando por tí
tal vez tus sueños llenen el cielo vacío
y si te hace feliz
continúa aplaudiendo
recuerda que estaré a tu lado
y si no lo dejas ir
se te escapará

Nico Shuga

P.D.: Si no te gustó, te aviso que te robe varios minutos de tu vida, forr@.

P.D.1: No se con quien estoy hablando.

Metete las palabras lindas en el orto.


Bueno, es sábado mientras escribo esto. Pero no es un sábado común, hace tres fines de semana que no salgo. Hace como un año y medio que no me pasaba algo así, y aclaro que no lo digo para hacerme el party hard, sino porque posta es raro para alguien de mi edad que aprecia las salidas nocturnas. Y lo peor es que no siento nada al respecto.

¿Estaré muriendo? Bueno, yo siempre creí que a lo largo de la vida vamos muriendo de a poquito, o viviendo hasta el final. Como quieras, es lo mismo, la muerte y la vida siempre van unidas (igual no piensen que soy tan dramático ni que creo que mi muerte está cerca, es una forma de decir nomas). Algo seguro: creo que perdí mi efervescencia. No se cómo, ni se cómo definir “perdí mi efervescencia”. Pero creo que me entienden. Yo me entiendo.

Metete las palabras lindas en el orto. Me lo digo a mi. Estuve mucho tiempo sin poder escribir de mi vida, sin poder escribir algo más personal, por eso me refugié en posts más poéticos y bonitos al oído sobre historias ficticias. Creo que es el momento de meterme las palabras lindas en el orto.

No tengo un tema para escribir, como para variar. Creo que eso también hace referencia a mi pérdida de efervescencia (una vez más que diga efervescencia me golpeo la cara contra la mesa). Tal vez sea una señal de que debería escribir sobre mi efervescencia perdida *se golpea la cabeza contra la mesa*.

No se si será que me absorbió el estudio, el basquet, mis viejos, mis sentimientos hacia muchas cosas y hacia diferentes personas. No se. Si vos me preguntás qué amo ahora, qué amaría estar haciendo, lo único que se me ocurre es que me gustaría estar solo, viajando tal vez, con mi libretita, mi lapicera, mi música, y una cámara de fotos.

Es obvio que no me creo ningún diferente, ningún revolucionario de la vida. Es obvio que todos deseamos viajar a la tierra del nunca jamás para tener tranquilidad y reflexión alguna vez. Bueno, eso es lo que yo quiero ahora. Dame un ticket de ida antes de que las luces se apaguen. Ya veré a donde voy.

Antes de ponerme en pelotudo semi poético de medio pelo retomo con lo de antes. La verdad es que en estos momentos mis sentimientos hacia la gente eson todos estos : estos. No es algo que yo elija, pasa solo, como el amor, o la diarrea. Traeme al amor de mi vida mañana y seguramente la voy a dejar pasar.

Hola, soy una piedra hoy, mucho gusto.

Lo peor es que todavía no caí en el refugio del vodka, o el de aceptar a gatos en mi vida, creo que debería intentar con eso, creo que capas me devolvería mi efervescencia *se golpea de nuevo*.

Este post no es bueno, pero es lo que hay, y mientras lo escribo sobre mi libretita, escuchando buena música, después de haber visto Submarine, acostado y con sueño, llegué a la conclusión de que este fin de semana (el miércoles es feriado así que el martes cuenta como fin de semana) voy a salir todos los días de la mano con el refugio del vodka y gatos (si estás leyendo esto: HOLA MAMÁ) a ver si mi efervescencia *se golpea* vuelve a ser hermosa y radiante.

En base a lo que recolecte el fin de semana va a salir un nuevo post, genial si son noches épicas, como la de mi cumpleaños, una basura si nos noches de mierda. Espero que todo vuelva a ser como antes, que vuelva a ser Legend, wait for it…. DARY.

Puta.

Para cerrar esto no creo que de para poner una canción tierna, o filosófica, o del estilo de las canciones que vengo usando para el final de cada post. Así que elijo una de Arctic Monkeys, I bet you look good on the dance floor 

Deja de echarme miraditas
Yo dejaré de echártelas
Y lo que me sorprende es que realmente no quiero que lo hagas
Y tus hombros están congelados (fríos como la noche)
Eres una explosión (eres dinamita)
Tu nombre no es Rio*, pero no me importa la arena
Encender el fusible podría resultar en un bang con un bang-go

Apuesto a que luces bien en la pista de baile
No sé si buscas romance o…
No sé qué es lo que buscas
Dije que apuesto a que luces bien en la pista de baile
Bailando electro-pop como un robot de 1984
De 1984

Ojalá dejaras de ignorarme, porque me estás desesperando
Sin un sonido, si, me estás llamando, y no creo que sea muy justo
Que tus hombros estén congelados (fríos como lo noche)
Eres una explosión (eres dinamita)
Tu nombre no es Rio*, pero no me importa la arena
Encender el fusible podría resultar en un bang con un bang-go

Apuesto a que luces bien en la pista de baile
No sé si buscas romance o…
No sé qué es lo que buscas
Dije que apuesto a que luces bien en la pista de baile
Bailando electro-pop como un robot de 1984
De 1984

Oh, no hay amor, sin Montescos ni Capuletos
Solo hay canciones pegadizas y sets de DJs y
Pistas de baile sucias, y sueños de perversión!

Bueno, ya dije que apuesto a que luces bien en la pista de baile
No sé si buscas romance o…
No sé qué es lo que buscas
Dije que apuesto a que luces bien en la pista de baile
Bailando electro-pop como un robot de 1984
De 1984

Nico Shuga

P.D.: Si no te gustó, te aviso que te robe varios minutos de tu vida, forr@.

P.D.1: No se con quien estoy hablando.